¿QUE ESTABLECE EL NUEVO PROTOCOLO PARA CHOFERES Y PASAJEROS DEL TRANSPORTE PUBLICO?

30.04.2020

Ante la flexibilización de actividades que se encontraban frenadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado frente a la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional estableció un nuevo protocolo para el uso del transporte automotor, que fija frecuencias del servicio, normas de desinfección y otros recaudos especiales.
De este modo, a través de la Disposición 28/2020 publicada este martes en el Boletín Oficial, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte fijó ciertas normas que alcanzarán al transporte automotor urbano de pasajeros, el interurbano de pasajeros y el de cargas generales y peligrosas, así como a las terminales de ómnibus y ferroautomotoras.
La publicación cuenta con un anexo que ratifica la mayor parte de los puntos que integran el protocolo anterior -publicado el 18 de marzo e implementado antes de comenzar la cuarentena-, aunque establece la obligatoriedad de ciertas medidas que ya eran implementas de hecho.
Algunos de los puntos generales a tener en cuenta son los siguientes:
* Extremar las condiciones de higiene en todos los sitios donde transiten o permanezcan todos los actores vinculados a la actividad.

* Incrementar el cuidado del personal mediante la colocación de suministros de alcohol en gel, soluciones a base de alcohol y/o cualquier otro insumo que recomiende el Ministerio de Salud en lugares de fácil acceso.

*Supervisar que los suministros para el lavado de manos estén constantemente disponibles.* Proveer diariamente de barbijos a los conductores y demás empleados en las distintas instalaciones fijas de las empresas y/o en las terminales de ómnibus o ferroautomotoras.

* Implementar el teletrabajo y ejecución de tareas a distancia en todos los casos que no se correspondan con trabajos esenciales propios de la actividad.

* Minimizar el contacto físico a través de la circulación de elementos, incluidos papeles y dinero, y fomentar el uso digital en cualquier transacción.

* Preservar toda la información referente al personal que trabajó en cada vehículo como así también de los pasajeros en los casos que fuera posible, de forma tal que ante la detección de un caso sospechoso o confirmado se pueda identificar y comunicar a todas las personas que hayan estado en contacto con el caso y como así también a la Autoridad Sanitaria correspondiente.

Para el transporte automotor urbano, las claves del protocolo son:
* Antes de tomar servicio, se deberá controlar la temperatura de los conductores. De presentar síntomas compatibles con coronavirus, no hará el viaje y se iniciará el protocolo para el personal enfermo.

* Cuando el diseño de la unidad lo permita, se deberá clausurar la puerta de ingreso que se encuentra a la derecha del conductor, habilitando la/s puertas posterior/es de la unidad, tanto para el ascenso como el descenso de los pasajeros.

* En todas las unidades deberá instalarse una aislación física de material transparente que separe a los pasajeros de los conductores. Se instalará una señal de separación entre el chofer y el pasaje a 1.5 metros del habitáculo del conductor. Quedará anulada la primera fila de asientos.

* Será obligatorio para todo el personal el uso de barbijos y para los pasajeros el uso de barbijos o tapabocas caseros.

* En forma previa a la toma de cada servicio y a su finalización como mínimo, el interior del vehículo deberá ser desinfectado.

* Mientras el vehículo se encuentre a la espera de iniciar servicio, como así también durante su circulación, deberá permanecer con sus ventanillas abiertas para facilitar la ventilación continua.