Conflicto desatado: Martínez ordenó retirar los empleados del IPS, bloqueó el acceso a la red informática y quiere la renuncia de Cirulli

19.02.2020

Tardó 24 horas el intendente municipal Javier Martínez en concretar su aviso. El lunes Vanesa Cirulli tomó posesión del cargo como máxima responsable del Centro de Atención Previsional (CAP) y ayer el jefe comunal dio la orden de dejar de prestar tareas para el Instituto de Previsión Social a los empleados municipales y al mismo tiempo prohibió la utilización de las computadores que están en red con el organismo.

La situación parecía haber ingresado en un impasse de acuerdo durante el fin de semana al menos hasta fines de mes, pero ayer quedó claro que no era así.

La intimidación de Martínez de suspender por decisión propia el vínculo con el IPS, debido a su fastidio con las nuevas designaciones -las cuáles son facultad exclusiva del organismo provincial- e interrumpir el préstamo del espacio físico que ocupa el CAP en la sede de Ramón Raimundo y Mendoza, al igual que la contribución de 3 trabajadores municipales, se efectivizó con el agravante de bloquear el sistema informático del IPS, a través de las computadoras que también aporta el Municipio. Esto impidió que ayer, a primera hora, Vanesa Cirulli tenga acceso a los datos físicos y electrónicos del Instituto.

Con su nueva decisión, Martínez dejó de cumplir el convenio con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires para habilitar el CAP en Pergamino, para lo cual la Municipalidad garantizaba el espacio físico y los empleados, mientras que el IPS hacía frente al presupuesto y designaba a una o un responsable.

Más tarde se conoció que el intendente municipal le reclamó a las autoridades del Instituto de Previsión Social la renuncia de Cirulli a cambio de modificar su posición y volver a respetar el acuerdo con la Provincia.

Según pudo averiguar PRIMERA PLANA, el propio ingeniero Eduardo Santín, presidente del IPS, rechazó el pedido de Javier Martínez, puso en conocimiento de la situación al gobernador Axel Kicillof, ratificó a Vanesa Cirulli como titular del CAP y dio expresas directivas de independizar definitivamente al IPS del Municipio, después de 4 años de convivencia.

Cirulli, en horas de la mañana, habló en Pan & Circo de RADIO MÁS (FM 106.7) y explicó la situación con la que se encontró al llegar la sede del CAP, en Ramón Raimundo y Mendoza.

Al describir su situación en la oficina, admitió que "estoy abarrotada de casos y estoy sola. Esta mañana (por ayer) cuando llegué a la delegación me encontré sola, los empleados no vinieron, nadie me avisó nada" y agregó "el intendente (Javier Martínez) tomó la decisión de trasladarlos, pero no me notificó. Me trasladaron a otra oficina, donde funcionaba el CAP. Estoy tratando de resolver todo porque acá lo que importa es la gente".

- ¿Contabas con que el recurso humano te lo proveyera el Municipio?

- El intendente no rompió un acuerdo con Vanesa Cirulli, sino que rompió un acuerdo con la Provincia.

-¿Con cuántas personas esperabas contar?

- Eran 3 empleados municipales. Pero quiero decirle a la gente que se quede tranquila que el CAP no se va a ir de Pergamino, posiblemente a fin de mes nos vamos a mudar a otro edificio.

- El intendente había anticipado esta decisión, según publicó el sábado PRIMERA PLANA ¿Hasta dónde te generó sorpresa?

- No me mandó nada. Uno puede decir públicamente un montón de cosas. Esto no es que te presto un galpón en el fondo y veníte a tocar con una banda. Hay un acuerdo.

- Más allá del recurso humano ¿Te chocaste con algún otro impedimento?

- Sí, pero acá el perjudicado es el pergaminense y la gente de la zona. Me encontré con las computadoras del IPS bajo llave en la oficina donde funcionaba el CAP antes.

- ¿Te quitaron algunas claves? ¿Te retiraron material?

-Sí, pero ya lo pude solucionar.

-Hiciste mención que posiblemente cambien de lugar físico ¿Sería otro lugar del Municipio?

- Sería algún lugar que consiga la Provincia. En este momento me encontré sola con el trabajo que hacían 4 personas.

Fuente: Primera Plana