DE CAMINO A REUNIRSE CON JAVIER MARTÍNEZ EL JEFE DE LA POLICÍA EVITO UN ROBO

30.04.2020

La máxima autoridad de la fuerza bonaerense en la ciudad se dirigía al Palacio Municipal cuando ocurrió el curioso episodio. Un joven intentaba llevarse una bicicleta y terminó siendo aprehendido.

Un curioso episodio tuvo lugar en el mediodía de ayer. No es curioso que suceda un robo en la ciudad pero sí lo es que al tiempo que sucedía el hecho pasaba por el lugar el jefe de la Policía en nuestra ciudad.
Al mediodía de ayer, el jefe departamental de Policía de Pergamino, José Luis De Paolo, se dirigía en auto conducido por su chofer a hacia el Palacio Municipal, donde se encontraría con el intendente Martínez para hablar, precisamente, de la seguridad en la ciudad.
De camino, a la altura de Doctor Alem y 11 de Septiembre, advierte gritos de vecinos en la calle solicitando a la Policía.
Es que un sujeto de 19 años estaba haciendo las maniobras para robar una bicicleta, cuando los vecinos lo vieron y dieron el grito de alerta al móvil policial que pasaba, sin saber que dentro iba el jefe mismo de la fuerza.
A las 12:15 comenzó una breve persecución por parte de De Paolo y su chofer, que terminó a los pocos metros, en la intersección de las calles General Paz y 25 de Mayo. En ese punto se hicieron presentes efectivos de la Unidad de Prevención de la Policía Local que preside Luis Alberto Toral, terminando el hecho con la recuperación del rodado y la detención del joven. 

El sujeto cuenta con antecedentes: el martes había sido aprehendido por personal del Comando de Patrulla Pergamino por un hecho similar y horas más tarde había recuperado la libertad. Aunque en esta oportunidad quedó alojado en la sede de la Comisaría Primera y puesto a disposición de la Justicia interviniente por el último hecho ilícito y por haber quebrantado en dos oportunidades el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (Aspo) dispuesto por el Gobierno nacional a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) Nº 297 y a los artículos artículos 205 y 239 del Código Penal.