La mediación

19.02.2020

Dr Gonzalo Loza, Abogado, Mediadior prejudicial de la Provincia de Buenos Aires.- Pergamino 18 de febrero del 2020,.Antes que nada y obviando la presentación personal que es lo menos importante en este espacio, quería agradecer al medio grafico que me cede la oportunidad de plasmar en palabras la experiencia sobre algunas cuestiones jurídicas y no jurídicas que conviven en nuestra sociedad.- Prefiero conjugar todas estas normas y cuestiones en algo tan grande y tan abnegado como lo es el ´´Conflicto ´´. Ahora bien como defensor acérrimo y soldado de esta bandera de la cual me visto, ofreceré una humilde opinión sobre un proceso tan moderno, tan capaz, tan obsecuente como lo es la mediación .- La mediación no es la pócima, apostilla con realismo, el mismo con el que también ésta sí se abre el camino hacia una sociedad "más sana y más feliz, menos individualista y más solidaria "Hay que patear el barrio. Ver qué conflictos y problemas tiene la gente y ofrecer este recurso, al que no se accede por desconocimiento, porque si vieran lo que implica la mediación para su persona o su entorno lo utilizarían". Trabaja para lograr que deje de verse como un proceso limitado a las cuatro paredes de un despacho, "cuando el conflicto ya se ha manifestado o está en escalada", y gane peso como "filosofía de vida" y como "herramienta de prevención" de choques. Esos que emergen en las relaciones familiares, entre parejas con los hijos,en la escuela, en el trabajo, en la cuadra de vecinos, en el barrio o en el plano político y económico, nacional e internacional. ¿Cómo? "Educando. Mi apuesta es a la educación" en técnicas y habilidades que desarrollen la empatía y basadas en la comunicación, "para que la gente pueda resolver de una forma sana sus conflictos y diferencias". Esto pasa por conseguir la implicación de los poderes políticos, los agentes sociales y los medios de comunicación.

Este proceso allana el camino hacia lo que debe entenderse por mediación, y los beneficios ligados a ella. Este recurso se sitúa en el plano opuesto a la denuncia; es accesible, también desde el punto de vista económico. Ágil, frente al desgaste de los mecanismos judiciales "y sobre todo, permite preservar las relaciones a futuro entre las partes implicadas porque supera el concepto de confrontación 'yo gano, tú pierdes' por el de 'yo gano, tú ganas".

Como abogado de la matricula de este departamento desde hace ya 11 años, vi que la forma de resolver conflictos por la vía de la justicia no me satisfacía. Sobre todo en el ámbito familiar, en el que trabajé desde que comenze a ejercer. Aquí las relaciones se deben preservar a futuro, más en los casos de una separación con descendencia". "Descubro la mediación en medio de una crisis ético profesional en el mundo de derecho. Los abogados nos creemos los amos y señores de la verdad y no hay una única verdad, como no hay un único concepto de justicia. Fui preparando, poco a poco, el camino para el cambio. "Recurri a los conocimientos de Psicología para desestructurarme acompañado de el amor y la sapiencia de mi pareja psicoanalitica, porque los abogados estamos muy estructurados. La mediación no es algo exclusivo del mundo del derecho. Pensamos que la varita mágica siempre la tiene el abogado y no es así". La mediación, y el proceso de aprendizaje mutuo que conlleva, independientemente de si conduce o no a acuerdos, ha de dejar de verse "como una utopía, porque es una forma de vivir". "Podemos decirnos lo que nos gusta o no sin hacernos daño. Se trata de empatizar, de transmitir pero también de percibir las emociones y los sentimientos de los demás".