PARA ALGUNOS SOMOS MUCHO, PARA OTROS SOMOS NADA

03.07.2020


Anciano se descompensó, lo atendió el servicio de emergencias médicas y lo dejaron sentado en el banco de la peatonal.
En horas de la mañana de este Jueves en pleno centro de Pergamino ocurrió un hecho insolito.

Se trata de un anciano que salía del Banco después de haber cobrado su jubilación donde de repente comenzó a sentirse mal y decidió sentarse en uno de los bancos ubicados en la peatonal.

Por el lugar pasaba un ex policía que se percato de la situación y rápidamente se le acercó ofreciéndole su ayuda, el abuelo desesperado le pidió que le que le guardara su dinero (14 mil pesos) por miedo a perderlo.

 Alfredo al notar el mal estar de esta persona mayor comenzó a llamar a las autoridades correspondientes. Al lugar se presento personal del SAME, en el que solamente le facilitaron un medicamento.

Ángel Pinto; periodista de nuestra ciudad se presento para poder colaborar con su ayuda pero tampoco obtuvo ningún tipo de respuestas.
Al poco tiempo se acercaron dos policías femeninas y un móvil del comando de patrulla con efectivos, cargando al abuelo y su bicicleta pinchada para acercarlo a su Domicilio, antes de retirarse las dos agentes sacando plata de su propio bolsillo le compraron un paquete de galletitas y un jugo para que se abasteciera.
El ex uniformado lo acompaño hasta su casa en el patrullero y una vez allí le devolvió su jubilación comprometiéndose a llevarlo todos los meses a poder retirar su dinero del cajero.