Patricia Raimundo

IDENTIDAD DE GENERO 

"He tenido que luchar para ser yo misma y para ser respetada. ¿Cómo se puede juzgar a una persona que ha nacido así? No estudié para ser una lesbiana. Nadie te enseña esto, yo nací de esta manera y lo soy desde el momento en el que abrí los ojos". (Chavela Vargas)

Entendemos la Identidad de género como la manera en que cada individuo siente su sexualidad, que puede corresponder o no al sexo biológico.

El género resulta de una construcción histórico socio cultural y tiene que ver con aspectos no solo biológicos. Entre ellos consideramos lo que conceptualizamos como el deseo.

Por otra parte, el sexo biológico resulta del conjunto de características biológicas que determinan lo que es un macho o una hembra en la especie humana (pene, vagina, hormonas, etc). Al nacer, a las personas se nos asigna un sexo de acuerdo a estas características genitales biológicas.

Más allá de ello la expresión de género es cómo mostramos nuestra identidad de género al mundo: a través de nuestro nombre, cómo nos vestimos, nos comportamos, interactuamos con otros, etc.

La orientación sexual se manifiesta así entre otras conductas, por la atracción física, emocional, erótica, afectiva y espiritual que se siente hacia otra persona. Esta atracción puede ser hacia personas del mismo género (lesbiana o gay), el género opuesto (heterosexual), ambos géneros (bisexual) o a las personas independientemente de su orientación sexual, identidad y/o expresión de género (pansexual).

A lo largo de la vida, es posible cambiar de orientación sexual. En este sentido resulta como un emergente social la respuesta legislativa para legitimar las necesidades de esa trayectoria en las personas .

La identidad de género queda definida como "vivencia interna" , la que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer; y puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido.

Reflexiones con una visión antropológica.

A pesar de que la situación ha cambiado, y se han legislado la identidad de Género, el matrimonio igualitario como otros aspectos de la vida familiar y social, muchas veces observamos como se desconoce el derecho a una elección libre sobre el genero de cada quien?.

Persisten en nuestro medio quienes lo ven como algo anti natural, malo o peligroso. Quizás le temen a lo desconocido, o simplemente adhieren o aceptan pasivamente aquello que fue prohibido por mucho tiempo sustentado en otras maneras de pensar a la humanidad, sus características y por sobre todo, lo que hoy reconocemos como derechos para garantizar una vida digna.

En el desarrollo de las ideas en torno a una antropología del género podríamos considerar que el movimiento impulsado desde el feminismo para cuestionar primero la mirada androcéntrica de la propia Antropología resultó importante de cara al cambio cultural en curso.

Parafraseando a Malimowski , sería una manera de permitir que la Antropología deje de ser el estudio de un Hombre que abraza un objeto Mujer""

Salir de ese lugar donde siempre la mujer estaba en relación a un hombre, de-construir idearios de dominación del mas débil, y de la necesaria domesticación de la mujer como una practica culturalmente consolidada.

Así la mirada que permite señalar las diferencias valoradas como discriminatorias , descalificadoras o simplemente objetos de iniquidad, puede visibilizarse para promover su transformación. Entendemos que lo que hoy pretendemos como perspectiva de género en el análisis de los procesos sociales, contribuye a ese proceso de transformación.

Han sido y son muchas, las autoras que a través de analizar y visibilizar los roles de las mujeres en las diferentes sociedades han abierto una línea de pensamiento cuestionadora de las modalidades de ejercicio de la sexualidad (M. Mead), de la Nutrición (A. Richard y P. Kaberry) y /o del poder en la organización social.

Se redimensiona el peso de lo biológico cuestionando el llamado 'Destino biológico "de las personas. Entendiendo que el genero se constituye de manera relacional.

La perspectiva de genero aporta esta mirada y habilita una comprensión desde lo relacional del ejercicio del poder , la dominación del otro, y la organización de los sistemas sociales donde las personas se constituyen como tales y desarrollan.

Alcanzar la idea de que los hechos adquieren un carácter simbólico en un contexto histórico político dado para cada uno/ una/ une es de alguna manera comprender el peso de las construcciones histórico culturales, incluso en la salud mental.

Sin dudas que todo esto genera enormes tensiones y conflictos que devienen en desigualdad y sufrimiento para las personas. Pero es imposible aislarse de este proceso y creemos que cada uno de "nosotras" somos productores, reproductores y/o transformadores cotidianos de las múltiples formas del hacer diversidades humanas.

Reflejos en la clínica

Cuando algo de esto se presenta en nuestra consulta somos co-protagonistas de escenarios clínicos en los que muchas veces no se acepta la decisión personal del otro y se lo lastima impíamente por algo que sólo pertenece a cada individuo. La elección de identidad de genero, el como se viste y a quién ama, que estudia, o de que trabaja, cada quien, es lo que hace nuestra unicidad.

Las elecciones personales no cambian en nada, el don de gente, la capacidad intelectual, la capacidad de amar, de ejercer una profesión u oficio.

Lo que debe ser es que todos podamos:

• Vivir en libertad y sin discriminación

• Vivir con plenitud su orientación sexual,identidad de género, expresión de género y diversidad corporal

• Crecer libres de prejuicios, estigmatizaciones y violencias

• Comprender la riqueza de la diversidad sexual

• Conocer, respetar y defender siempre los derechos de todas las personas

• Promover el cambio cultural necesario para conformar un mundo más justo e igualitario

• Comprender que cuando hablamos de los derechos de personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex ,queer, heterosexual (LGBTIQ), estamos hablando de derechos humanos.

"No soy homosexual. No soy heterosexual. Soy simplemente sexual". (Michael Stipe)